Participación, educación e innovación

El ingenio mexicano siempre ha sido una de las principales características que se les vienen a las personas cuando describen nuestra personalidad. Este ingenio a menudo se asocia con el aspecto humorístico de la sociedad; otras veces, en detrimento de nuestra reputación, se puede asociar a prácticas no muy éticas, sin embargo, en los tiempos difíciles, el ingenio mexicano muta a su mejor versión y es capaz de encontrar soluciones altamente creativas ante problemas muy difíciles.

En nuestra industria, hemos encontrado como a través de la participación permanente de padres de familia, maestros y estudiantes, la educación en lugares específicos puede adquirir modelos innovadores que le permiten a las comunidades explotar sus valores, así como aprovechar todas las herramientas que tienen a su disponibilidad.

Desde hace tres años, la convocatoria Papás y mamás en EducAcción ha permitido conocer proyectos de participación innovadores, originales y de esfuerzo constante de las comunidades educativas por cambiar la realidad de escuelas con problemas de violencia, infraestructura, falta de mobiliario, limitado acceso a nuevas tecnologías o bajo desempeño escolar de los alumnos.

Un caso de éxito se puede encontrar en la comunidad de Hopelchén, Campeche; en donde un grupo de madres de familia formó el coro de las Rui-Señoras en la escuela preescolar Sakpakal. Este coro fomentaba a los alumnos a aprender el idioma maya a través de canciones; y a través de juegos, talleres y actividades extraescolares, animar a la comunidad a compartir un espacio en donde se transmitan las costumbres y los valores de la misma, influyendo de forma positiva en el desempeño escolar de los niños.

Los resultados de esta iniciativa son alentadores, los niveles de asistencia de los alumnos se incrementaron, mientras que los padres de familia se volvieron más propensos a participar en las actividades de los niños. A sus espaldas, “Las Rui-Señoras” tienen un disco que permite incentivar a otras escuelas a adoptar sus prácticas.

La participación e involucramiento de los padres de familia en la educación de sus hijos son pieza clave para la construcción de sociedades incluyentes, cuya prioridad sea que niños y jóvenes tengan futuros alentadores como resultado de una educación de calidad.

El ingenio mexicano muestra su mejor cara en los momentos más difíciles de nuestra sociedad. Así lo demostró la escuela primaria Lic. Juan Fernández Albarrán, en el Estado de México; quien después de verse gravemente afectada por los terribles sismos de 2017, perdiendo la mayoría de sus aulas, vio como el entusiasmo y compromiso de padres de familia, alumnos y personal escolar plantó una solución inmediata en formas para recaudar fondos para la escuela.

La creatividad, el ingenio y la innovación están en la sangre de todos los mexicanos, que si enfocamos nuestros esfuerzos en cosas positivas somos capaces de realizar grandes acciones en favor de la sociedad.

Nuestra trinchera es la educativa, y nuestro esfuerzo se orienta en la capacidad de brindar a las escuelas de sistemas que les permitan optimizar sus actividades administrativas, mejorar sus prácticas de seguridad y enfocarse en la calidad educativa de sus labores.

 

Conoce nuestro School Manager e incorpora nuevas herramientas de innovación a tu escuela.

 

 

Texto inspirado en el artículo de Ingrid Chávez publicado en IMCO.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.