Caso de uso: Organizando cooperativas escolares

Control de cooperativas escolares

Nuestro principal objetivo dentro de SisteMéxico soluciones escolares es que a través de nuestros productos como School Manager, las escuelas puedan lograr un proceso de eficiencia que les permita incrementar su rentabilidad, reducir sus costos y mejorar la atención de calidad para sus clientes (padres y alumnos).

A lo largo de nuestra historia, hemos tenido la fortuna de trabajar con un amplio rango de institutos que van desde pequeñas escuelas hasta grandes planteles con múltiples campus. Recibiendo cada una de ellas beneficios que les ha permitido recuperar su inversión y continuar confiando en nuestra plataforma durante varios años.

Nos sentimos muy orgullosos de compartirles el siguiente caso de éxito que algunos de nuestros clientes nos han compartido a lo largo de su historia con nosotros.

software para tiendas escolares

La escuela secundaria federal No 4 en Tamaulipas con más de 2,000 alumnos, presentaba un problema operativo durante el receso de los estudiantes.

2,000 alumnos pueden representar un  enorme problema logístico en actividades relativamente sencillas, como la administración y venta de comida, tomando en cuenta que esa actividad tiene que ser realizada en lapso de tiempo muy corto (20-40 min) que son lo que dura normalmente un receso/recreo escolar.

El reto está en como solucionar una serie de problemas simultaneos tales como la pérdida de efectivo, la imposibilidad de contabilizar lo que se vende y por ende el inventario, así como la incapacidad de atender todas las solicitudes de los alumnos. Las repercusiones de estos pequeños pero recurrentes problemas, tiene un alto costo cuando se hace un balance mensual o anual.

 

La solución se hizo a través del módulo de control de inventario y la emisión de credenciales que se utilizaron como monedero electrónico, la escuela pudo abrir nuevos puntos de venta alrededor de la escuela, eliminando los cuellos de botella que generalmente se creaban durante estos periodos.

No solo la atención al alumnado se mejoró, sino que las pequeñas pérdidas que ocurrían con el inventario y el efectivo que se manejaban durante las transacciones a lo largo del año escolar desaparecieron.

 

 

 

Finalmente, un beneficio que todo padre de familia puede corroborar, es que sus hijos no lleven consigo dinero en efectivo a la escuela, brindándole tranquilidad y seguridad que no perderán el dinero ni tendrán que preocuparse por que otras personas se los quiten.

Escribir comentario

Comentarios: 0