6 problemas que enfrentan las escuelas privadas modernas


Los desafíos que enfrentan las escuelas privadas hacen que se vuelva extremadamente difícil que se puedan mantener competitivas en el panorama moderno.

De acuerdo a estudios de diferentes países, entre todos los problemas que pueden desafiar a las escuelas modernas, existen 6 que destacan.

Incremento de los costos de operación

Actualmente existe una creciente tensión entre la capacidad de pago de las cuotas por parte de los padres de familia (particularmente en escuelas más pequeñas) y el costo de proveer a sus hijos de todos los elementos educativos necesarios para su formación integral. A lo largo del país, se puede observar como, virtualmente, todas las escuelas han incrementado sus costos de colegiatura. Esto hace que algunos padres se vean frente a la incapacidad de solventar el costo de una escuela particular, en especial si tienen más de un hijo en edad escolar.

Las escuelas privadas necesitan ser más creativas en el ahorro de costos y en la capacidad de proveer todas las necesidades extracurriculares que los padres de familia esperan de una escuela particular.

Competencia de las escuelas públicas

Con la presión del incremento de costos en las colegiaturas, y el desempeño adecuado de algunas escuelas públicas, muchos padres de familia se encuentran cuestionando (justificadamente) los beneficios adicionales que están comprando al inscribir a sus hijos en una escuela pública.

Para permanecer competitivo, es necesario que las escuelas privadas pequeñas se incorporen a la ola tecnológica que les permitirá reducir costos operativos y así ser capaces de incorporar nuevos planes de educación complementaria que, no solamente les permita competir con las escuelas públicas mejor posicionadas, sino que les permita sobresalir del promedio de las escuelas privadas.

Demografía del padre de familia

La demografía de los padres de familia está cambiando, especialmente para aquellos con hijos que estudian primaria o secundaria. Aquellos padres que están por inscribir a su primer hijo a una escuela pública pueden tener diferentes estándares de expectativas frente a los colegios. Este hecho puede traer una presión extra en los departamentos de mercadotecnia de las escuelas privadas, ya que deben apelar a los diferentes tipos de padres de familia y a sus variadas expectativas.

Para esto, no es raro encontrar escuelas que, con una visión de negocios más corporativa, centren sus esfuerzos de publicidad en mercados específicos y rentables, fortaleciendo programas artísticos, deportivos o sociales.

Crisis de identidad de la escuela

Con la presión de generar ingresos extra mientras se mantienen cuotas accesibles para su mercado meta, muchas escuelas se debaten entre la función de ser un proveedor educativo, una escuela caritativa o un negocio.

Es necesario que las escuelas particulares entiendan su lugar en el mundo moderno como un negocio, sin descuidar los valores que las instituciones educativas deben profesar.

Falta de reservas financieras

Muchas escuelas privadas no tienen las reservas financieras que les permitan mantener una filosofía de mejora continua en aspectos de infraestructura o programas extracurriculares.

Limitaciones para generar ingresos extra

Algunas escuelas tratan de generar ingresos adicionales al rentar sus facilidades durante las vacaciones o para eventos y conferencias. Sin embargo, esta estrategia resulta insuficiente ya que las oportunidades son escasas y con un margen de ganancia reducido. Además de que en muchas ocasiones, estos eventos suponen una carga para el personal, así como un aumento en los costos de mantenimiento de la propiedad.

Para algunas escuelas de nivel superior, la respuesta ha sido la adquisición de terrenos aledaños a la institución para la creación de dormitorios para sus estudiantes. Las escuelas deberán ser creativas en su búsqueda de nuevas oportunidades de crecimiento financiero.

Una buena opción para las escuelas es mirar hacia dentro y, a través de una concienzuda auditoría, determinar todos los procesos ociosos y gastos redundantes que se mantienen en los procesos administrativos y operativos. Es de vital importancia que los directores sepan el destino de cada peso que sale de la institución.

Si una empresa pretende salir a flote, deberá ser honesta consigo misma y adoptar mecanismos y sistemas que les permitan reducir sus costos, de tal forma que ese dinero ahorrado pueda ser invertido en nuevos programas que hagan más atractiva frente a los ojos de los padres de familia.

 

Si deseas conocer más acerca de estos sistemas, consulta el siguiente enlace con las características de un sistema de gestión escolar moderno y si deseas una asesoría personalizada, deja tus datos en el siguiente formulario.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.