Seguridad en las escuelas, un reto para todos

Para que una escuela pueda brindar la mejor experiencia posible a sus alumnos debe ser capaz de ofrecer un nivel académico elevado, así como tener la capacidad de brindar la seguridad necesaria para ellos.

 

En la actualidad, la seguridad se ha convertido en uno de los temas de preocupación más importantes en nuestro país. Los padres de familia deben considerar este factor, además del desempeño académico para inscribir a sus hijos en un plantel.

 

Desafortunadamente, en muchas partes del país los alumnos no están exentos de sufrir agresiones o robos cerca de la institución, lo cual se convierte en una preocupación cotidiana para los padres de familia.  El problema es de tal magnitud, que una encuesta de la SEP reportó que el 91% de los estudiantes de la Ciudad de México ha percibido la presencia de pandillas dentro de sus escuelas y el 22% ha tenido que lidiar con algún tipo de robo o agresión dentro o cerca de sus escuelas.

 

Aunado a esto, no es raro escuchar que en varios municipios del país los planteles educativos sufren robos de tuberías de cobre o equipos de cómputo y, en casos más extremos, robos con violencia y a mano armada.

Frente a este problema de inseguridad, una de las opciones más socorridas por parte de las escuelas es el uso de un Cámaras de Circuito Cerrado de TV (CCTV), ya que permite  monitorear los movimientos de los alumnos, el plantel de maestros, puestos administrativos y visitantes externos dentro de la escuela y a sus alrededores.

 

Sin embargo, muchas escuelas han optado por incorporar sistemas de control de asistencia que permitan tener mayor certidumbre en el acceso de personas específicas en los planteles. Estos controles de asistencia incluyen pero no se limitan a lectores de huella digital, reconocimiento facial, detectores de metal, torniquetes, puertas y barreras para estacionamientos.

 

La incorporación de la tecnología a las escuelas, así como la capacitación del personal de seguridad son una parte muy importante para mantener a las escuelas libres de amenazas internas y externas.

Entre los beneficios específicos que este tipo de sistemas le brindan a las escuelas es la función de entrega y recepción de alumnos (EYRA) a través de controles biométricos (huella digital y reconocimiento facial), para  posteriormente avisar vía SMS a los padres de familia o tutores cuando el pequeño ha entrado o salido del colegio.

 

Definitivamente, una escuela segura cuenta con una infraestructura construida adecuadamente, tiene entre sus actividades programas de prevención de delitos y cuenta con la suficiente tecnología de prevención de incidentes. Proporcionar a los alumnos de la seguridad que requieren para desempeñarse adecuadamente en las aulas es una de las mejores garantías que puede ofrecer una escuela.

 

 

Si deseas conocer más acerca de los diversos controles de seguridad que puedes incorporar a tu escuela, completa el siguiente formulario.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.